Un gerente de ventas es muchas cosas para muchas personas ¡. Es un maestro, un capacitador y un entrenador. Es un reclutador, un empleador y un consejero. Es un líder de su grupo y un seguidor y realizador de las políticas, planes y programas de la empresa. Es un tomador de decisiones que acepta la responsabilidad por ellas. Es un desarrollador y soporte de su personal pero en ocasiones también debe ser un ejecutador. En algunas empresas, el gerente de ventas puede ser algo más que un supervisor de la fuerza de ventas, una clase de ‘supervendedor’ que muestra a otros cómo hacerlo.

Hay pocos puestos dentro de las organizaciones comerciales tan importantes, porque las ventas son la única actividad que genera directamente ingresos: todas las demás actividades apoyan esta función productora de utilidades. El éxito o fracaso de muchos negocios depende de qué tan bien puedan realizar gestión sobre la venta de productos y/o servicios.

Los gerentes de ventas tienen un trabajo difícil y están sujetos a que algunos miembros de la empresa los critiquen sin importar lo bien que manejen sus deberes.

El trabajo del gerente de ventas es complejo. Las empresas necesitan ampliar significativamente el concepto del puesto de gerente de ventas y dar mayor importancia a la selección y capacitación de hombres y mujeres de primer nivel para que manejen lo que se ha convertido en el puesto más ecléctico del marketing.